Videoclip y Super 8 contemporáneo: el placer de hacer las cosas a mano