BILL BRANDEn 2019 se cumplen cincuenta años desde que Bill Brand empezó a hacer cine. Desde 1969 lleva haciendo películas, en una práctica que se extiende por su trabajo en la conservación y restauración de cine, por el dibujo, la pintura y la instalación, y como autor de obras únicas en su especie como es el caso de Masstransiscope (1980), insólito mural que transformó el metro de Brooklyn en un enorme zoótropo. Todas disciplinas que se han ido superponiendo y retroalimentando. Esta selección de películas, preparada por el propio Brand y según sus propias palabras, enfatiza su trabajo “en cine analógico con la copiadora óptica y pone en juego temas como el paisaje, el cuerpo, la pintura y el dibujo” (analog film work with the optical printer and weaves themes around landscape, the body, painting and drawing). Una selección que se abre con la reciente Huevos a la mexicana (2018), en la que su conocida estrategia de reservas cambiantes en la imagen se traslada al campo del digital; le sigue Susie’s Ghost (2011), un paseo fantasmal por un barrio neoyorquino; Skinside Out (2002) es una de sus colaboraciones fílmicas con la artista Katy Martin; cerrándose con uno de sus trabajos más intensos y complejos, Coalfields (1984), en la que confluyen el paisaje, su atención al cuerpo y a su decadencia, su profuso trabajo con la copiadora óptica y una visión profunda, política y empática, del material que maneja. Una obra amplísima y difícil de explicar, que recorre múltiples caminos con pasión e inventiva, y que nos hace pensar que, en cierto modo, el cine (y por extensión, la imagen en todas sus acepciones) es la segunda piel de Bill Brand.PROGRAMAHUEVOS A LA MEXICANA
Bill Brand, EE. UU., 2018, vídeo, 13 min.
Esta es mi contribución analógica digital a “la búsqueda del tesoro de Xochimilco” en Ciudad de México el último día de «HAZLO TU MISMO,» Do-it-Yourself Independent Analog Film Laboratory Encounter, el 9 de septiembre de 2018.SUSIE’S GHOST
Bill Brand en colaboración con Ruthie Marantz, EE. UU., 2011, 16mm, 7 min.
Susie’s Ghost trata sobre el misterio de las marcas que hacemos y que dejamos. La “Susie” del título se refiere a una hermana pero el “fantasma” se refiere de manera más general al sentimiento persistente de pérdida. Tanto la fotografía como la actuación expresan una presencia tentativa y un sentido difuso de la desaparición. ¿Busca algo la chica? ¿Está realmente allí? Filmamos con película de 16mm añeja en mi barrio en el centro de Manhattan, justo antes de que la fiebre de la construcción borrase las últimas huellas del distrito fabril al que me había mudado años antes. (B.B.)SKINSIDE OUT
Bill Brand y Katy Martin, EE. UU., 16mm, 2002, 10 min.
En Skinside Out vemos una pintura sobre piel, realizada con trazo expresionista sobre los cuerpos de ambos cineastas. El énfasis se pone en el placer de mirar —al borde de la repulsión— y en las implicaciones de hacer público un gesto en esencia privado. La película sitúa a la pintura como un acto de género, corpóreo, cuya posición se transforma continuamente dentro de un contexto cambiante. Imágenes filmadas en el estudio se yuxtaponen al metraje de una barcaza de obra en el río Hudson. Examinando ambas cosas en relación a la superficie, la obra busca paradójicamente lo que hay en el interior, mientras se cuestiona quiénes somos y a dónde nos estamos llevando. (B.B.)COALFIELDS
Bill Brand, EE. UU., 1984, 16mm, 39 min.
Los paisajes industriales de Virginia Occidental son “recortados” en la copiadora óptica en un collage de formas dentadas que transforma las escenas fotografiadas en un campo cinético semiabstracto. La técnica desarrollada en mis anteriores películas se expande al incorporar a mi idioma visual formalmente complejo cuestiones sociales, sexuales, personales y políticas. Hilada dentro del tejido del film está la historia de Fred Carter, un minero retirado y activista de la enfermedad pulmonar minera, incriminado a causa de los esfuerzos del Gobierno Federal por socavar el movimiento por la enfermedad pulmonar minera y por detener su candidatura a presidente de la Asociación de Mineros Unidos. Su historia es contada a través de fragmentos de entrevistas documentales y de un relato poético que forma un contratema dentro del film. El contenido temático del film y su visualización formal están en precario equilibrio.
Texto poético de Kimiko Hahn
Composición sonora de Earl Howard
(B.B.)