MADI PILLERUna de las cosas que caracterizan el trabajo de Madi Piller es la continua experimentación con los procesos del cine, explotando todas las posibilidades que el medio ofrece en todas sus formas y tamaños. La búsqueda constante de técnicas, de modos de hacer, de formas de extraer de la película nuevas clases de imágenes nunca vistas domina su trabajo, que transita por dos vertientes que se entrecruzan: por un lado, la más abstracta, la que se basa en el puro placer visual y en el trabajo formal, bien sea actuando directamente sobre el celuloide, bien por medio de la manipulaciones de toda clase y/o del revelado, o bien en la mesa de animación, con distintos materiales y técnicas, o simplemente dejándose llevar por el puro impulso de filmar. La otra, especialmente presente en sus trabajos más recientes, bebe de una profunda exploración de la memoria y de las raíces en busca de su propia identidad, en películas en las que lo personal se entremezcla con lo colectivo y lo político. Esta selección, necesariamente parcial e incompleta pues su obra acumula más de 40 referencias entre películas e instalaciones desde finales de los años 90, recorre algunas de las vertientes e intereses de su obra. En su constante experimentación con los formatos analógicos, Madi Piller ha desarrollado una inagotable imaginación que se revisa y se reinventa para cada película, sin límites a la hora de pensar nuevas maneras de generar imágenes (y de nuevos propósitos para generarlas), pues el film, en este caso más que nunca, justifica los medios.PROGRAMAINTO THE LIGHT: THE FILM RESISTANCE
Madi Piller, Austria, Canadá, 2016, 35mm a video, 4 min.
Una película hecha a partir de las esporas de hongos que fueron creciendo en una película de 35mm durante una década, que luego fueron copiadas en película en blanco y negro de alto contraste que posteriormente fue coloreada a mano. Una impresión cósmica, una explosión de partículas relucientes y círculos estriados. Hecha durante una residencia en MQ21 en Viena. Música de Stephen Voglsinger, grabada en vivo en la Sternstudio Gallery, en Viena, durante una film performance en abril de 2016. (Mike Hoolboom)FILM ON FILM
Madi Piller, Canadá, 2014, super 8, 4 min.
Estructuras caleidoscópicas abstractas de colores resplandecientes se reflejan y se funden en un iris circular, filmadas en super 8. Las imágenes fueron preparadas pintando directamente sobre película de 35mm fotograma a fotograma. Estos fotogramas se copiaron ópticamente y el material resultante se reveló artesanalmente y se manipuló. Estas imágenes fueron luego transpuestas a láminas de acetato antes de ser reanimadas en super 8 usando sus reflejos sobre un cristal. Música original de Rick Hyslop. (M.H.)7200 FRAMES UNDER THE SUN
Madi Piller, Canadá, 2011, doble proyección en super 8, 3 min.
La película se compone de dos rollos en super 8, cada uno de cincuenta pies, montados en cámara. Uno de los rollos anima el paisaje con movimientos en progresiones metódicas, imágenes cambiantes que parpadean mostrando la flora del norte de Ontario. El segundo rollo fija su mirada persistente en formaciones rocosas de resonancias fósiles y formas sensuales que visualmente insinúan su conexión primitiva con el avance y la retirada de los glaciares que fueron cruciales para su formación. (M.H.)BACCHANAL
Madi Piller, Canadá, 2014, super 8, 15 min.
Un particular registro del Caribana, el festival callejero más grande de Norteamérica, una celebración anual de la cultura caribeña que tiene lugar cada mes de agosto en Toronto desde 1967. Empezando como una celebración de los colores y las formas de la decoración y los trajes en clave abstracta, el film se va rindiendo los bailes y los rostros, para terminar uniéndose al twerking colectivo.GRAFITTI
Madi Piller, Canadá, 2003, 16mm, 2 min.
Reflejos de edificios en el agua. Filmada originalmente en super 8, la película fue luego copiada ópticamente en material de 16mm, para luego ser pintada a mano y vuelta a copiar. La arquitectura fluye, respira. (M.H.)THE SHIFTING SANDS
Madi Piller, Canadá, 2018, 16mm, 10 min.
El documental de Jacques Madvo Israel: Land of Destiny (1977), es llevado hacia la abstracción en The Shifting Sands. La película de Piller afirma la intersección de historia e identificación con la tierra a través de la lucha personal del padre de la cineasta, joven judío refugiado que llegó al Mandato Británico de Palestina en Israel en 1946. Alto contraste en imágenes recurrentes de la guerra de 1948, que estalló justo después del establecimiento de un estado judío en Ertz Israel (que luego sería conocido como el Estado de Israel), interactúan con las observaciones de Madvo en torno a la sociedad israelí tras los primeros treinta años de su existencia. La película yuxtapone imágenes en una temporalidad fracturada que plantea una reflexión en torno a la aceptación de la formación de un estado judío. El trabajo se encuadra dentro del pensamiento filosófico de Martin Buber y la historia reciente de Israel. Las arenas movedizas pueden tanto borrar como revelar las empresas humanas. (M.H.)UNTITLED, 1925 (TRILOGY)
Madi Piller, Canadá, 2018, 16mm a vídeo, 26 min.
Untitled, 1925 es una suite en tres partes a través de la cual la cineasta Madi Piller
vuelve sobre los pasos de su abuelo, Isaac Banarer, en su viaje desde su natal Rumania al Perú. Un recorrido que no es solo una recreación física, una visita a lo largo de una ruta mapeada, sino una confrontación con la naturaleza de la identidad en sí misma. […] Con esta suite, Piller se enfrenta a su identidad, no en términos de sangre o sensibilidad, sino como el resultado de una compleja migración, una identidad modulada entre civilizaciones, cada una con sus propias y profundas raíces y legados. (Stephen Broomer)NOT MOLDOVA, 1937
Madi Piller, Canadá, 2019, 16mm a vídeo, 13 min.
En otro giro virtuoso, la artista vuelve su mirada hacia Moldavia, la que fue tierra de sus abuelos antes de que les expulsaran junto a todos sus camaradas judíos, muchos de ellos asesinados. Fragmentos de testimonios de los supervivientes se mezclan con fotografías y objetos de archivo, y con celebraciones del presente (¿qué ha sido olvidado en estos cívicos ritos de la memoria?). Paisajes naturales de ensueño se extienden sobre los muertos, los cementerios abandonados y sus piedras marcan los lugares en los que la cultura y la comunidad sucedían. Este es un acto sinóptico de duelo, pero también una forma de convocar al presente, un conjuro de las miles de maneras en las que las traiciones de vecinos y amigos depositaron una marca indeleble en los judíos que habían vivido pacíficamente entre ellos a lo largo de generaciones, recién atrapados en el terror de la opresión y la codicia del estado. (M.H.)